FOLLOWERS

Wednesday, July 4, 2012

Articulo escrito por un estudiante extranjero en New York


Apr-5-2010

NEW YORK MANHATTAN

Vista de Manhattan
Vista de Manhattan
La “Gran Manzana” es reconocida como la mayor metrópolis del planeta, con una enorme variedad de museos, exposiciones, conciertos, arte y cultura; es imposible aburrirse.
Nuestra escuela está ubicada en las plantas quinta y sexta del edificio 330 Seventh Avenue Building en el centro de Manhattan, en la zona más vibrante de Nueva York. Está a pocos minutos de Times Square, del distrito teatral Broadway, del barrio Greenwich Village y del edificio Empire State Building. Con una línea de metro en la esquina y la estación Penn Station a pocas manzanas, resulta fácil desplazarse por Nueva York.El centro dispone de modernas aulas bien equipadas, centro multimedia con acceso gratuito a Internet y sala  de estudiantes.
La residencia “Manhattan School of Music” se encuentra en Upper Manhattan, de fácil acceso a la escuela, está a aproximadamente 30 minutos en Metro en línea directa. Ofrece  habitaciones dobles y baños compartidos. Dispone de cafetería, sala común con TV, lavandería (con monedas), sistema de seguridad 24 horas al día y teléfonos públicos. Está opción no incluye comidas, los estudiantes pueden comer en la cafetería de la residencia. *A la llegada habrá que depositar 100$ reembolsable a la salida y entrega de llaves.
La escuela ofrece un amplio programa de actividades sociales y visitas culturales para disfrutar de esta vibrante ciudad. Los planes varían semanalmente: visitas guiadas, fiestas, actividades y excursiones a lugares de interés.
Por sus valores iconográficos, no se pueden dejar de ver la Estatua de la Libertad, el Empire State Building, Central Park y Times Square. El Museo de Arte Moderno es uno de los mejores del mund; el Museo Guggenheim y el Museo Americano de Historia Contemporánea también resultan muy interesantes.
Librerías, comidas, teatros, gente; no importa demasiado adonde se vaya o lo que se haga porque Nueva York es, por sí misma, una experiencia emocionante que deja huella. Los neoyorquinos comparten una cultura única basada en la inmigración que se viene sucediendo desde hace siglos. La diversidad de culturas, razas, religiones es muy importante y hacen de Nueva York una de las ciudades más cosmopolitas del mundo.
El clima varía según la estación. Los veranos son calurosos y los inviernos fríos, con primaveras y otoños suaves.
Nueva York es un destino concurrido durante todo el año, no existe la temporada baja. Hay, a veces, descuentos sobre los vuelos hasta la ciudad, y los hoteles pueden ofrecer paquetes promocionales durante los meses flojos de enero hasta mediados de marzo.
Soho
Soho
Moneda
El dólar, reconocido mundialmente, es la moneda oficial de Estados Unidos. Poseen distintos tipos de billetes, que van desde 1, 2, 5, 10, 20, 50, y por último 100 dólares. Todos poseen el mismo color y tamaño, por lo tanto hay que ser muy conciente de la personalidad que figura en ellos y los números de los mismos.
En cuanto a las monedas, poseen el centavo (100 centavos son un dólar), unas monedas plateadas a excepción de la de 1 centavo, que es dorada. Hay monedas de 1, 5, 10, 25, 50 centavos y también moneda de 1 dólar.
Los bancos tienen un horario semanal como en cualquier parte del mudo prácticamente, de 9 de la mañana a 3 de la tarde, y allí se podrán hacer todos los cambios de monedas o trámites relacionados con la misma.
Las Tarjetas de Crédito en Estados Unidos es un punto elemental para realizar ciertas acciones, como por ejemplo querer alquilar un automóvil.
Fiestas y eventos
No pasa una semana sin que se celebre algún evento importante en Nueva York. De hecho, hay 50 desfiles oficialmente registrados cada año y más de 400 fiestas en la calle.
La festividad de New Year’s Eve (Año Nuevo) que se celebra en Times Square es probablemente una de las más famosas del mundo; menos conocida es la carrera de medianoche en Central Park, de 8 km. El 5 de enero, miles de niños se lanzan a la Quinta Avenida para ver la Three Kings Parade (la cabalgada de los Reyes Magos) entre una multitud de camellos, burros y ovejas. El San Patrick’s Parade es un desfile que recorre la Quinta Avenida el 17 de marzo; se celebra cada año desde hace 200 años.
A mediados de mayo, la International Food Fair, una feria internacional de gastronomía, se apodera de la 9ª Avenida, y en junio los monjes tibetanos hablan de asuntos transcendentales en Central Park durante el Change Your Mind Day. Asimismo en junio se celebran el JVC Jazz Festival y el NY Shakespeare Festival, gratuito, donde grandes estrellas de la pantalla vienen a recitar en Central Park.
Broadway
Broadway
El 4 de julio, los grandes almacenes Macy’s patrocinan un espectáculo de fuegos artificiales para festejar el Independence Day en el East River. El barrio negro por excelencia celebra el Harlem Week (semana de Harlem) en agosto, y durante el día del trabajo se concentran más de 1 millón de personas en el desfile del Día del Caribe en Brooklyn, el mayor evento puntual del año. El festival de cine de Nueva York también se celebra en septiembre. El desfile del día de acción de gracias (Thanksgiving) de Macy’s es muy popular en noviembre, y la aclamación es total en el momento de la iluminación del árbol de Navidad del Rockfeller Center el martes después de acción de gracias.
Lugares que no te puedes perder
Estatua de la Libertad
De 45 m de altura y basada en el Coloso de Rodas. La escalera hasta la corona tiene 354 peldaños, lo que equivale a subir 22 pisos y, si se quiere intentar, conviene empezar temprano para evitar aglomeraciones: no es fácil contemplar el sueño americano con la nariz pegada a la nuca de la persona de delante. Salen barcos desde Manhattan que llevan hasta la isla donde está la estatua.
Empire State
Empire State
Empire State Building
El símbolo original del panorama neoyorquino, el Empire State Building, es un edificio de piedra calcárea que fue construido en solamente 410 días durante los tiempos más oscuros de la Depresión. Se alza con sus 102 plantas a una altura de 436 metros por encima de la Quinta Avenida y de la calle 34, en el lugar donde estaba emplazado el original Waldorf-Astoria. Tomar los ascensores para ascender a la planta 86 o al observatorio de la planta 102 puede llevar bastante tiempo, pero la experiencia vale la pena.
Central Park
Desde lo alto del Empire State se consigue una buena vista de este hermoso parque. Su forma rectangular de 337 hectáreas compuesta de espacios verdes constituye un contraste agradable entre el hormigón y el tráfico intenso del resto de Manhattan. Central Park fue inaugurado oficialmente en 1873 para ser un oasis en medio del frenesí de la ciudad. Sin embargo, su quietud está un poco turbada por el movimiento perpetuo de Nueva York, con los corredores, los skateboards, los músicos y los turistas. Hay zonas más tranquilas, por encima de la calle 72, donde hay menos gente y es posible observar el diseño del parque.
Hay un pequeño zoo y una piscina dentro del parque donde se practican diferentes deportes (organizados o no, entre los cuales predominan el béisbol y el Frisbee), y se puede asistir a numerosas actuaciones callejeras.
Central Park
Central Park
Times Square
Iluminado por numerosas luces brillantes, Times Square es conocido desde hace mucho como un cruce de carreteras centelleante. La combinación de carteles iluminados que parpadean y de pantallas de televisión gigantescas la convierten en un lugar que merece una visita. Más de 1 millón de personas se agrupan aquí para celebrar el fin de año y contemplar como una bola de fuego baja sobre la plaza.
SoHo
SoHo (que proviene de South of Houston) es la zona predominante en cuanto a galerías de arte, tiendas de ropa y de todo tipo de objetos curiosos. Es un paradigma de renovación urbanística accidental; pasó de ser el barrio comercial más importante en los tiempos de la posguerra civil a una colonia de moda para artistas en los años 1950 antes de convertirse en una de las zonas más caras de la actualidad.
Sus edificios restaurados con estructuras metálicas son algunos de los mejores ejemplos que quedan de este estilo en la ciudad. Algunas personas mal intencionadas dicen que este distrito está acabado porque es demasiado caro y está muy de moda, pero las galerías son sin duda de las mejores y nadie está obligado a comprar cuberterías firmadas por diseñadores a precios desorbitados.
Tribeca
Tribeca
Tribeca
A pesar de no ser una zona tan turística o con una arquitectura tan significativa como la del SoHo, Tribeca tiene una etimología aún más divertida: Triangle Below the Canal St (triángulo debajo del canal). Este barrio está compuesto de antiguos almacenes y lofts entre los cuales se encuentra un buen número de restaurantes y bares pintorescos, así como la empresa de Robert de Niro, la productora de películas Tribeca.
No es raro tropezar con una estrella de cine en un restaurante o en un bar, y el encanto un poco desolado del barrio le ha convertido en una de las zonas preferidas por los fotógrafos de moda.
Greenwich Village
El Village (el pueblo, como lo llaman los neoyorquinos) es uno de los barrios más populares de la ciudad y un símbolo mundial de todo lo que se considera estrafalario y bohemio. Su reputación de ser un enclave creativo se remonta a los años 90, cuando en la zona se instalaron artistas y escritores, seguidos por los músicos de jazz que tocaban en famosos clubes (todavía abiertos) como el Blue Note o el Village Vanguard. En la década de 1940 el barrio era conocido por ser una zona de reunión de gays. Los cafés de la calle Bleecker acogieron a los beatnicks de los años 50 y a los hippies de los sesenta. Se dice que Bob Dylan fumó su primer porro en el Village. Jimmy Hendricks vivió aquí y los Rolling Stones vinieron para grabar discos.
Greenwich Village es todavía una zona muy vibrante y animada, donde se hallan numerosos lugares históricos, cafés, tiendas, bares gays, así como el Washington Square Park, que es seguramente uno de los lugares de recreo más poblado del mundo.
Broadway
La avenida Broadway es, junto con la Quinta Avenida, la calle más famosa de Manhattan. Se caracteriza por atravesar la plaza Times Square y por ser punto de referencia para 39 teatros que conforman el “circuito Broadway”. De los treinta y nueve, solamente seis de ellos se encuentran físicamente sobre la avenida Broadway, y el resto se encuentra a una o dos manzanas de la misma. Actualmente es la avenida con mayor costo en el mundo para arrendar o comprar propiedades.
En Manhattan existen otros circuitos de teatro con menor prestigio, llamados Off-Broadway y Off-off-Broadway.
Times Squared
Times Squared
Alrededores de Nueva York
Long Island
Desde la clase trabajadora y la confusión urbana de Brooklyn hasta las bodegas sofisticadas de North Folk, Long Island constituye un estudio de contrastes geográficos y económicos. Para la mayoría de los visitantes, cruzar el East River desde Manhattan significa un viaje a las playas, aunque sea a las superpobladas de Jones Beach o de Fire Island en Nassau, la tranquila Shelter Island, o bien la más selecta Hamptons.
A Long Island se puede llegar con el Vía Express desde Manhattan o con uno de los numerosos autobuses que hacen el recorrido desde el East Side (los conductores de autobús conocen todos los atajos y llegan mucho más rápido que en coche). Un tren recorre el trayecto de Long Island hasta la estación Penn de Nueva York. Hay varios servicios de transporte público en la zona.
Jones Beach and Fire Island
La playa Jones es la menos selecta de toda la zona de Long Island. Decenas de miles de persones se agrupan sobre este trozo de 10 km situado a la orilla del océano, y el aparcamiento puede acoger hasta 25.000 coches. No obstante, la arena es limpia y el lugar puede ofrecer un merecido descanso lejos del calor sofocante de la ciudad. El Parque Estatal Robert Moses, al este, también está muy concurrido.
Los pueblos cercanos de Fire Island, a los que solamente se puede llegar por ferry, forman el mayor complejo del país para los gays.
Hudson Valley
Al norte de Nueva York, el valle del Hudson está salpicado de ciudades encantadoras. La zona es particularmente hermosa durante el otoño, y muchos de los neoyorquinos lo visitan para observar los cambios de colores de los bosques. Hay trenes que salen de Grand Station, y hay servicio de barco para llegar surcando las aguas del Hudson.
En la ribera oeste del río, el Parque Estatal Harriman es un lugar ideal para las excursiones o para nadar en uno de los tres lagos del parque. El Parque Estatal de Bear Mountain, popular entre los habitantes de Nueva York, ofrece excursiones, flores salvajes, natación, pesca, esquí, paseos en trineos y patinaje sobre hielo. West Point, en la parte norte del parque, ha sido la gran fábrica independiente de cadetes desde el año 1802.
Tarrytown
Los fans de Washington Irving conocerán Tarrytown, en la ribera este del Hudson, así como Sleepy Hollow, que viene de la leyenda del mismo nombre. Se puede visitar la casa de Irving Sunnyside y también su tumba. Los visitantes que no tengan ningún interés en esto pueden, sin embargo, admirar las casas históricas de la ciudad y particularmente la impresionante mansión de la familia Rockefeller.
Atlantic City
Atlantic City
La costa de Jersey
Este es el sitio donde los habitantes de Nueva York se refugian para escapar del bochorno de la Gran Manzana. Es una región muy visitada gracias a sus playas y a los casinos de Atlantic City. Las playas que se extienden de Long Branch hasta Bay Head están comunicadas por un servicio de tren que recorre toda la costa norte de Nueva Jersey. Desde el mes de mayo hasta el Día del Trabajo, varios trenes aseguran el trayecto entre la estación Penn (NYC), Hoboken y Newark y la costa.
Atlantic City
Desde la apertura de los casinos en 1977 en Atlantic City, la ciudad se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los turistas americanos. Más de 37 millones de jugadores visitan la ciudad todos los años. No vale la pena ir hasta Atlantic City si no es por el juego; de los 4 billones de dólares que se gastan anualmente muy poco se invierte en la ciudad, por lo que el lugar resulta bastante deprimente. No obstante, el precio de los hoteles resulta muy barato en temporada baja.
Museos
Metropolitan Museum of Art
Metropolitan Museum of Art
Metropolitan Museum of Art

La zona del Upper East Side es donde se ubican la mayoría de los centros culturales de Nueva York: la Quinta Avenida, a partir de la calle 57, es conocida como la milla de los museos.
El mayor de ellos es el Metropolitan Museum of Art (el Met), el lugar de Nueva York más visitado por los turistas. Alberga más de dos millones de obras de arte de todo el mundo. Las colecciones abarcan desde tesoros de la antigüedad clásica, a pinturas y esculturas de casi todos los maestros de Europa y una gran colección de obras estadounidenses. Están expuestas obras maestras de Rafael, Tiziano, el Greco, Rembrandt, Velázquez, Picasso, Pollock, Braque y muchos más. El museo posee también un gran acervo de arte egipcio, africano, asiático, de Oceanía, Oriente Medio, bizantino e islámico.
Museum of Modern Art (MOMA)
Uno de los mejores museos de Nueva York y uno de los más interesantes desde el punto de vista arquitectónico es el Museo de Arte Moderno.
Conocido como el MOMA, tiene una colección permanente de obras maestras como Les Demoiselles d’Avignon de Picasso, Noche estrellada de Van Gogh, y Brooklyn Boogie Boogie de Piet Mondrian. Los nenúfares de Claude Monet ocupan una sala entera. El MOMA posee también una colección excepcional de fotografías y una tienda de regalos muy agradable.
Otros museos que no te puedes perder
A parte de los colosos, Nueva York cuenta con docenas de museos que pueden sacar lágrimas de alegría a cualquier miembro del Rotary de ciudades medianas que se respete. El Museo Salomon R. Guggengheim, en la “milla de los museos” es un edificio en forma de espiral diseñado por el arquitecto Frank Lloyd Wright y presenta uno de los mayores legados de colección privada del siglo XX. El Whitney Museum of American Art , que está especializado en arte contemporáneo, se encuentra muy cerca del Guggenheim.
El American Museum of Natural History, entre el oeste de Central Park y la calle 79, es muy famoso por sus tres enormes salas que albergan dinosaurios, aunque no hay que dejar de visitar el resto de las colecciones permanentes (con más de 30 millones de piezas).
Los adictos a la tele tienen que visitar el Museum of Televisión and Radio, un lugar ideal en caso de estar cansado o de lluvia. Están disponibles más de 75.000 programas de televisión y de radio catalogados entre los que elegir y los visitantes se pueden sentar delante de una de las 90 consolas.
Transportes
El aeropuerto John Fitzgerald Kennedy (JFK), a unos 24 km del centro de Manhattan en el sureste del distrito de Queens, es el sitio donde aterrizan la mayoría de vuelos internacionales. El aeropuerto de La Guardia está a 13km de Manhattan y alberga casi todos los vuelos nacionales. Si el vuelo es de día, es mejor escoger La Guardia que JFK.
El aeropuerto de Newark se sitúa en Nueva Jersey, a 16 km al oeste de Manhattan. Los vuelos que salen de aquí suelen ser un poco más baratos que en La Guardia o en JFK.
Hay autobuses que conectan la ciudad y el aeropuerto Internacional JFK cada media hora. El viaje dura una hora como mínimo. El recorrido se puede hacer igualmente por metro. También hay autobuses cada media hora entre el aeropuerto de La Guardia y la ciudad. Para llegar desde aeropuerto de Newark, hay servicios de autobuses públicos o privados. Los taxis que salen de los tres aeropuertos son caros.
Nueva York ofrece opciones de transportes más que suficientes; conducir un coche es una pura locura en una ciudad donde el tráfico es horroroso, los precios de los aparcamientos son muy caros y las agencias de alquiler de coches igualmente caras.
El metro de Nueva York tiene la fama, bastante injustificada, de ser muy peligroso y complicado a la hora de utilizarlo. Sin embargo, la red no es tan complicada y las estadísticas demuestran que es más seguro que andar por las calles en pleno día. Es el medio más rápido, más económico, y más fiable para desplazarse dentro de la ciudad y sus estaciones comunican casi todos los lugares de interés de Manhattan. Los pases del metro son baratos y permiten ir tan lejos como uno quiera. También se puede comprar una tarjeta Metrocard. Los dos sistemas también pueden emplearse en los autobuses metropolitanos azules y blancos.
Los autobuses municipales funcionan las 24 horas del día. Hay mapas disponibles en las estaciones de metro y de tren y las paradas de autobús están bien señalizadas con una guía que indica las paradas y un mapa de los alrededores. Entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana el autobús puede pararse en cualquier punto del recorrido (aunque no se trate de una parada señalizada); basta con avisar al chófer con antelación.
Los taxistas de Nueva York intentarán, seguramente, sacar del bolsillo del viajero algunos dólares más que el precio normal. Se deja una propina del 10 o 15% de la carrera, con un mínimo de 50 centavos.
Ir de compras
Chinatown
Chinatown
Ir de compras en Nueva York es una de las actividades más populares entre todos los turistas que visitar la ciudad. La quinta Avenida es la calle más famosa y más lujosa, pero también en lugares como Greenwich Village, Union Square y East Village disfrutarás yendo de compras.
La ciudad es la capital del consumo, aquí se encuentra de todo.
Existen grandes tiendas para realizar compras, como son Aventura Mall y Sawgrass Mills. El primero es un laberinto de dos pisos, con más de 200 locales. El segundo consiste en un kilómetro y medio de outlets o ropa de segunda selección. Ambos ofrecen transporte y alquilar armarios para no tener que estar acarreando bolsas.
Y para los turistas que buscan lujo, existen tiendas en Bal Harbour, como Chanel, Prada, Hermes, Versace, Arman, los guetes de Fao Sschwarts y las joyas de Bulgari.
Nueva York es el paraíso de los outlets o rebajas, con sustanciosos descuentos en todo tipo de artículos. Algunas de las mejores tiendas están en Orchard Street y Grand Street, en el Lower East Side, donde se venden artículos de marca en un 20 o 50% menos que el precio minorista. Las tiendas de esta zona cierran el sábado, pero generalmente abren el domingo.
Una buena zona para los compradores de ropa a precios rebajados es el Garment District, ubicado entre las avenidas Sexta y Octava, entre la calle 30 y 40. A su centro, se le dio el nombre de “Fashion Avenue” (calle de la moda).
De igual forma también debe tener en cuenta que en la Quinta Avenida, en el Midtown, muchas tiendas tienen carteles que dicen “Lost Our Lease”, liquidación total. Pase de largo, pues la mayoría ha tenido el mismo cartel hace muchos años.
Es imprescindible visitar China Town, donde se siguen vendiendo falsificaciones de todo tipo de productos a muy buen precio. Además, se venden artículos interesantes como kimonos y vestidos chinos, así como souvenirs de Nueva Cork. Pudres aprovechar para comer en cualquiera de los genuinos restaurantes chinos que encontrarás, especialmente en las calles de Canal, Mott, y Pell Street donde se encuentra el famoso Joe’s Shanghai.
Gastronomía
La oferta gastronómica de Nueva York es tan diversa como su acervo cultural y étnico. Puedes encontrar cualquier tipo de comida: italiana, china, japonesa, india….
Extras
Prefijos telefónicos de la zona: Manhattan 212, 646 y 917, otros barrios 718, 347 o 917

No comments:

Post a Comment

http://peru-medesigns.blogspot.com/ free counters

El condor pasa -Peru

Loading...